catastroficatarsis

Ocurrencias y vivencias de una introvertida en sus veintipico.

Bitácora cubana. Día 7 de viaje. 7 de febrero 2017 abril 7, 2017

Filed under: Uncategorized — catastroficatarsis @ 11:27 pm

A las 8 nos levantamos a desayunar con panqueques y huevo incluído, pero a las 5am ya estaba despierta gracias al concierto real de gallos de Viñales. Si los dos gallos que cantaban en La Habana eran molestos, éstos son diez veces peor.
Después del desayuno llegó la guía a buscarnos. Salimos en el auto hasta su casa que era saliendo de VIñales. Dejamos el auto y arrancamos a patear.
Fuimos viendo plantaciones hasta que llegamos a la primer parada, el puesto del café y la guayabita, que es como un ron pero hecho de una especie de guayaba pequeña que no se come – dejá que el árbol de casa arranque a dar guayabos nomás – .
Después de la muestra claro que viene la venta, pero no me llevé nada.
De ahí nos fuimos a una laguna a bañarnos y a un mirador que era medio poronga pero meh. Seguimos caminando hasta una gruta a la que no entré, pero papá y R si. De ahí seguimos caminando hasta el lugar mas preciado, la tabacalera COHIBA. El guía de ahí era medio gil, pero que rico olor que tiene el tabaco secándose. De nuevo, todo el proceso hasta que llegamos a probarlo. Si, rompí mis casi 5 años sin fumar para probar un habano, tomá pa vos Tabaré. Encima te lo dan con la punta mojada en miel, peor, mucho mas rico todavía. Papá compró unos, y yo le voy a manguear uno para cuando vengan mis amigas de visita.
Ahora si, un poco mas de caminata y fin del tour. Papá y R no pierden oportunidad de preguntarle a cuanta persona con la que interactúan qué tal el gobierno y la situación. Si fuera una encuesta la revolución gana por goleada. La mayoría ven al estado como un padre todopoderoso que siempre está presente para todo. Reconocen que hay carencias, sobre todo materiales, pero valoran muchísimo lo que tienen por encima de lo que falta.
De tarde, después de una ducha, salimos para el centro a cambiar plata, comer, y seguir paseando. El cambio de moneda es una transa, casi caricaturesco.
Fuimos para el mural de la prehistoria pero no entramos, lo vimos de lejitos nomás y seguimos para un mirador desde el que se ve todo el valle. ES PEC TA CU LAR.
Después a armar la valija -de nuevo- y salir a cenar, fuimos a un lugar a la vuelta de lo de MItha y Albertico que se llama El Rancho. Tremenda comida y re barato: 2 CUC por unos tallarines con pesto CA SE ROS!!! Lástima que cuando estaba terminando de comer me empecé a sentir mal, probablemente por tanto deshorario, ayunos prolongados, arroz con frijoles todos los días y ron, y apenas llegué al hostal me desarreglé del todo.
Última noche en VIñales con fiebre y en el baño.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s