catastroficatarsis

Ocurrencias y vivencias de una introvertida en sus veintipico.

#BitácoraCubana. Día 5 de viaje. Día 4 en La Habana. 5 de febrero 2017. marzo 17, 2017

Filed under: Uncategorized — catastroficatarsis @ 2:05 pm

Es domingo y todavía nos quedan cosas para ver.
Arrancamos por el Museo de Bellas Artes, hay cosas muy lindas y originales, y otras muy bien hechas pero meh, retratos y paisajes y esas cosas que siempre pienso que por muy bien pintadas que estén no las tendría en una pared de mi casa ni mamada. Me gustó mucho la obra de Wifredo Lam, por lo que vi bastante influenciado por Picasso, pero con un toque de Tim Burton, que mezcla, eh. Le llevo una réplica de uno de sus cuadros (que me recordó al Guernica) a los tíos, y que es el mismo impreso en el juego de jarra y vasos en que desayunamos todos los días en lo de Ariel.
De ahí íbamos al Museo de la Revolución, pero era un poco caro y había que esperar para entrar, así que sólo nos sacamos unas fotos en la puerta, como cuenta R que hicieron sus padres en uno de esos tours a velocidad de correcamino por Europa. Además, hacía mucho calor, queríamos ir a la playa y a las 5 y media quedamos de encontrarnos con Ariel en el Capitolio para ir a cenar a su casa con él y su mamá. Arreglamos con un taxista que nos llevó a Santa María del Mar. Otro ingeniero/tachero. Éste es ingeniero electromecánico y estudió 4 años de su carrera en Rusia. Ahora viaja allí bastante seguido como traductor, ya que dejó el trabajo en el ejército, porque en un mes ganaba lo mismo que en un día promedio como taxista.
Volvimos a casa, nos bañamos, el amigo ingeniero ruso nos vino a buscar y salimos al encuentro de Ariel. Conocimos su casa y a su mamá, una señora amorosa que nos hizo una cena exquisita. Pollo con arroz con frijoles, suena común, pero es el más rico que comí hasta ahora. Parece que el secreto está en rehogar el pollo bastante rato. Yummy yummy yummy I´ve got love on my tummy. Son super humildes pero super agradecidos de lo que tienen y trabajadores. R dice que si vivieran en otro país probablemente Ariel ni existiría porque nació super prematuro y de bajo peso.
Después nos fuimos a caminar por el Paseo del Prado hasta el Malecón y allí nos sentamos un rato. Cuando íbamos caminando escuchamos el cañonazo, son las 9 pm. En el malecón saqué unas fotos re lindas y después nos volvimos caminando, descubriendo calles nuevas, incluso una cerquita del túnel que está llena de peluquerías, barberías y escuelas de dichas disciplinas, y bares, obvio. También pasamos por una galería de arte y nos quedamos charlando. Seguimos hasta la calle Obispo y nos metimos en un bar que había música en vivo. Estaba bueno, les compramos el disco, no sea cosa que me pase como con los de La Vitrola. Después si, a dormir, que calor, que mañana partimos.
Hasta luego Habana.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s