catastroficatarsis

Ocurrencias y vivencias de una introvertida en sus veintipico.

Bitácora peruana. Día 7 – 9 de julio octubre 30, 2015

Filed under: Uncategorized — catastroficatarsis @ 2:36 am

Macchu Picchu. Etapa 2.

Como algo típico de mi ansiedad, me desperté antes de que sonara el despertador, como todos los días desde que llegué a Perú. Agarré mis cosas y esperando no quedarme trancada en la pieza del hostel feo (si, porque la cerradura no andaba a la perfección) y me fui a hacer cola para tomar el bondi, quedé en frente a un lugar de desayunos que quería probar, pero me rehusé a comprar, 7 soles por un muffin? Me vuelvo a Uruguay!
A las 5 y media arrancaron a salir los bondis y no me arrepentí en lo más mínimo de no haber subido a pie, está SA LA DO. Ya tuve suficiente de hacerme la atlética para probarle no se qué cosa a quien, capaz que a mi misma.
Entré a Macchu Picchu, siga subiendo escalones, y de los buenos, chau aire de nuevo.
Esperar la salida del sol que aparece de atrás de una montaña, ver como van apareciendo los rayitos, es tremendo. Todo, absolutamente todo el cansancio y el pánico de ayer valió la pena.
Después seguimos de recorrida con el guía, y después rato libre para caminar, mirar, y sacar muchas muchas fotos.
Cuando bajé eran las 10 y media de la mañana, o menos, y para mi ya eran como las dos de la tarde.
Me senté en un lugar a comer, y a hablar con mis amigas por whatsapp, cuando de repente, escucho algo conocido, y era eeeeel reja! que no es que sea de mis cosas preferidas ni mucho menos pero escuchar algo urugayo hasta me emocionó. Si llegaba a escuchar a los fatales, largaba el plato y me iba haciendo trencito hasta la plaza.
Ya tenía mi boleto de tren para volver a hidroeléctrica, 28 dólares, un trayecto de media hora mas o menos, pero después de la situación de ayer, los gasté con un gusto bárbaro.
Llegada a hidroeléctrica, otro quilombo con las traffic, demasiada gente, yo incluida, no estaba en ninguna lista de pasajeros y arriba un gordito nos decía que teníamos que ser mas pacientes. Que queee? No querido, ustedes tienen que ser mas organizados y punto. Otra vez con los españoles sin encontrar lugar y yo repitiendo como loro cada vez que me preguntaban mi nombre y cuántos éramos, Inés Correa, soy sola.
Como a las 9 de la noche, llegamos a Cusco, al fin! La ruta estaba jevi pero la colgadera mirando el cielo llenito de estrellas me hacía olvidar de las curvas.
Lo único malo es que en el trayecto entre que llegué, mi comprada de pizza, mi llamada a mi papá y el hostel perdí mi gorro azul de lana tan amado.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s